Trump amenaza 6,6 millones en ventas de vino provincial

I. Ballestero
-
Trump amenaza 6,6 millones en ventas de vino provincial - Foto: Rueda Villaverde

El país avanza la posibilidad de gravar la entrada al mercado de vino francés, y por ende de toda la UE

El afán arancelario del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, empieza a amenazar al sector del vino de la provincia de Ciudad Real, uno de los más potentes en materia de exportaciones del territorio ciudadrealeño. Por el momento, sobre las ventas de vino en el mercado norteamericano sólo pesa la advertencia del presidente estadounidense de imponer aranceles a la entrada de vino francés, una intención que se basa, según las palabras de Trump, en el descontento de los productores locales por las diferencias en materia de gravámenes entre las entradas de vino francés en Estados Unidos y las salidas estadounidenses hacia Francia, pero la imposición de un arancel no se restringiría a los vinos del país galo sino que podría extenderse a todos los de la Unión Europea, porque el derecho de aduana sobre el vino se fija de manera global para el conjunto de los países. Las ventas de vino ciudadrealeño en EEUU descendieron el año pasado, por la producción, pero superaron los 6,6 millones de euros en un mercado en el que el vino provincial alcanza uno de los valores medios más altos en sus operaciones.
El proteccionismo de Donald Trump ha puesto la mirada en el sector del vino, recogiendo la queja de los productores locales sobre la diferencia arancelaria entre Estados Unidos y Francia. El problema es que, de una manera u otra, unos aranceles al vino francés acabarían afectando a las ventas del sector español en el mercado. Por un lado, porque el derecho de aduana sobre el vino está fijado a nivel europeo, pero incluso en el caso en el que se gravaran solo los vinos franceses, el arancel afectaría de manera indirecta a las ventas exteriores ciudadrealeñas, que tienen en Francia uno de sus principales mercados. Además, desde el sector hacen hincapié en el daño que podría sufrir el vino nacional en el caso de que Estados Unidos decida gravar los vinos procedentes de Europa, por la diferencia competitiva que eso supondría con respecto a vinos argentinos, chilenos o australianos.
El mercado estadounidense es un mercado interesante para los vinos de la provincia de Ciudad Real. No sólo porque el país norteamericano sea desde el año 2014 el mayor consumidor mundial de vino, sino porque es uno de los mercados exteriores en los que las bodegas y cooperativas de la provincia alcanzan un valor medio más alto. El año pasado, pese a la caída en el volumen de producción que marcó la campaña, las ventas de vino ciudadrealeño en Estados Unidos superaron los 6,6 millones de euros, y aunque esa cifra supuso un descenso con respecto al ejercicio anterior, donde se rozaron los 9 millones de euros, el valor medio de las operaciones de las 68 empresas que cerraron ventas en Estados Unidos fue de 1,69 euros por litro, uno de los más altos para el vino ciudadrealeño en cualquier mercado. Ese valor medio en los tres primeros meses del año actual ha crecido hasta los 1,71 euros por litro. Además, en sólo un año, entre 2016 y 2017, las exportaciones de vino ciudadrealeño a Estados Unidos se multiplicaron por casi por dos, pasando de 4,9 a 8,9 millones de euros. Sobre esa progresión en un mercado en expansión se cierne ahora el proteccionismo de Trump.