scorecardresearch

Dos puntos vitales para el Caserío

Manuel Espadas
-

El equipo de Santi Urdiales recibe este sábado (18.30 horas) al Antequera, inesperado inquilino de la zona baja de la clasificación

Urdiales, delante de su banquillo durante un partido. - Foto: Rueda Villaverde

Después de seis jornadas disputadas, pocos podrían esperar la presencia del Los Dólmenes Antequera en la penúltima plaza del Grupo B de División de Honor Plata. Los malagueños, en una situación extrema, visitan este sábado (18.30 horas) el Quijote Arena de Ciudad Real, donde le aguarda un Caserío que espera convertir esa ansiedad del rival en una importante arma en este atractivo e importante partido.

Son dos puntos clave para ambos equipos, y dos puntos que posiblemente mantengan su vigencia en la segunda fase. El Caserío, con cuatro puntos, por dos de los andaluces, sabe que en caso de victoria daría un paso muy grande en sus aspiraciones de permanencia, hundiendo aún más a un rival directo. Pero para ello tendrá que mejorar mucho su última imagen dada como local, cuando era barrido de la pista por el Ibiza. Después de este partido, los manchegos caían en Barcelona, para después disfrutar de una jornada de desacanso por calendario. Por el contrario, el Antequera viene de jugar entre semana en Copa del Rey (era eliminado por el Cuenca), por lo que físicamente estará más desgastado. En sus filas figuran hombres de la talla de Rafa Baena, pivote dominador con pasado en la Bundesliga y la selección española, o los argentinos Lucas Grandi y Martín Molina, exjugadores del Alarcos. Y en el banquillo, el recién retirado Juan Antonio Vázquez 'Chispi'.

Urdiales tendrá que volver a prescindir de los operados Enrique Chacón y Augusto Moreno de la Santa, pero espera recuperar a su capitán, Campanario, ausente por lesión en el último partido de Barcelona. Para ganar al Antequera el Caserío necesita "recuperar sensaciones y mejorar rendimiento defensivo", en palabras del técnico, que recuerda que desde aquí hasta el parón de Navidad al equipo le esperan "seis jornadas muy duras y sin descanso". Tras la "bofetada de realidad" que supuso el 'revolcón' ante el Ibiza, el entrenador santanderino se muestra confiado en sus jugadores, a los que ha visto trabajar bien durante el parón y contra el Barça Atlètic ya mostraron claros síntomas de mejoría.

Sobre el rival, Urdiales advierte que el Antequera "no contaba con verse abajo", aunque apostaba por que "es un equipo que va a ir hacia arriba y a ganar muchos puntos a partir de ahora". Para el técnico del Caserío, este compromiso promete ser "una batalla" que para ganar habrá que hacer "un partido perfecto".

Arbitran García camino y Arcos Adeva.