scorecardresearch

La Semana Santa, primer balance positivo para los hosteleros

M. Lillo
-

La alcaldesa destaca que la ciudad ha sido «un hervidero de gente» y subraya su importancia para la economía y la promoción turística

La Semana Santa, primer balance positivo para los hosteleros - Foto: Rueda Villaverde

El balance del primer fin de semana de la Semana Santa «no puede ser más positivo». Así lo aseguró ayer la alcaldesa de la capital, Eva Masías, quien destacó que el buen tiempo registrado permitió que salieran todas las procesiones previstas a la calle, del mismo modo que hizo que desde el Viernes de Dolores haya «hervidero de personas en la ciudad».

La mandataria municipal subrayó la importancia que esto tiene, también desde el punto de vista económico, y de promoción turística de la capital, y señaló el alto nivel de ocupación que hay para los días clave de la Semana de Pasión.

Sobre esta cuestión también se pronunció a La Tribuna la gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, Cristina Miranda, quien indicó que la ocupación hotelera está ya «rozando el 100%» para Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo, no sólo en la capital, sino también en otros municipios del Campo de Calatrava y en otras localidades de la provincia.

Las previsiones meteorológicas, que han venido acompañadas de momento por el sol, no han derivado en anulaciones de última hora, de manera que las estimaciones se mantienen muy altas para las principales fechas de la Semana Santa, ya que la Aemet no espera lluvias a partir del Jueves Santo, aunque sí para la jornada de hoy y de mañana.

El buen tiempo registrado el pasado fin de semana animó también a la hostelería, con las terrazas llenas, lo que da aliento al sector tras los duros meses sufridos por la pandemia. «Repercute muchísimo», destacó Miranda, al tiempo que puso de relieve que mucha gente se lanza a la calle y disfruta estos días de las procesiones y de la gastronomía de la tierra.

En el ámbito religioso, el Viernes de Dolores salió a la calle la Dolorosa de Santiago, mientras que en el Domingo de Ramos pudieron procesionar las tres hermandades: Las Palmas, la Coronación de Espinas y el Prendimiento.