Pequeñas muestras que esconden un gran talento detrás

La Tribuna
-

Daimiel comenzó ayer sus visitas en honor al ceramófilo Vicente Carranza, hijo predilecto de la localidad y autor de una colección de piezas que también se podrán ver hoy en el Museo Comarcal

Pequeñas muestras que esconden un gran talento detrás

El ceramófilo daimieleño Vicente Carranza dedicó parte de su vida a crear obras de arte con sus manos, las cuales aguardaban tal belleza que traspasaron las fronteras de la provincia y llegaron a hasta los museos de Santa Cruz de Toledo, en el Alcázar de Sevilla y en el Museo de la Cerámica de Triana así como compusieron numerosas colecciones expandidas por Europa.
Ahora, casi a un mes de su fallecimiento el pasado 30 de octubre, la Concejalía de Cultura de su Daimiel natal quiere rendir homenaje a sus 90 años de talento con una serie de visitas guiadas que comenzaron ayer y que culminarán hoy,  donde los interesados realizaron un paseo cultural por el Museo Comarcal para contemplar de cerca la colección del artista.
Una cita que, además, se realizó tras una misa-funeral en honor a este Hijo Predilecto y Medalla de Honor Ciudad de Daimiel, a la que acudieron tanto el alcalde de la localidad, Leopoldo Sierra, y la concejala de Cultura, Lourdes Rodríguez de Guzmán, así como numerosos vecinos de la localidad.
Mediante las explicaciones de un experto, la mañana del sábado supuso la oportunidad de conocer  parte del trabajo del ceramófilo, el cual pertenece a una de las colecciones privadas de cerámicas más completas de España y de Europa por su calidad y cantidad, y de las que donó en vida una parte del municipio. En este sentido, Rodríguez de Guzmán, manifestó que quiso agradecer ese legado mediante la puesta en marcha de esta propuesta creada «para que los daimieleños conozcan más de cerca esos trabajos de Carranza». Y de la que destacó, además su potencial como atractivo turístico.
Todos los que ayer no pudieron participar en esta actividad homenaje tendrán hoy una nueva oportunidad de sumergirse en la historia a través del arte y de admirar gran variedad de técnicas.
Hasta el momento de su muerte y tras ella, Vicente Carranza es considerado como uno de los ceramófilos más importantes del panorama nacional. Asimismo, junto a los reconocimientos de Hijo Predilecto y Medalla de Honor de Daimiel, el artista recibió la Medalla a la Excelencia Cultural de Castilla-La Mancha en 2017.