Los presidentes piden prudencia y máximo esfuerzo

Manuel Espadas
-
Los presidentes piden prudencia y máximo esfuerzo

José Luis Urda y Jordi López advierten a sus respectivos jugadores y aficionados que Villarrubia y Socuéllamos deberán ofrecer su mejor versión para superar la eliminatoria del play off de ascenso a Segunda B.

Socuéllamos y Villarrubia afrontan este domingo el partido de vuelta de la segunda eliminatoria por el ascenso a Segunda B con una valiosa ventaja en el marcador, aunque en absoluto decisiva. Los dos equipos, arropados por sus dos fieles aficiones, deberán ofrecer su mejor versión para poder dejar en la estacada a sus rivales, que pese a perder en el primer envite sí demostraron atesorar un gran potencial futbolístico. Tanto Bergantiños como Móstoles serán duros huesos de roer, y por ello los presidentes de los dos conjuntos provinciales lanzan un mensaje muy claro: el domingo hay que realizar e máximo esfuerzo.  
El Villarrubia se plantará en As Eiroas (domingo, 19 horas) con el 2-0 logrado en el Nuevo Campo y con la moral por las nubes después de realizar «el mejor partido de la temporada», dice un ilusionado José Luis Urda, que no obstante reconoce que «nos tocará sufrir» ante un rival que ya demostró muchas virtudes en Villarrubia. «Aquí demostraron ser un buen equipo. No hay que fiarse en absoluto. Nos podrían hacer algún gol al principio y la eliminatoria se igualaría. Además, sabemos que ellos hicieron un proyecto para subir, que tienen mucha ilusión con el ascenso a Segunda B, que llevan intentando las tres últimas temporadas», afirma el presidente villarrubiero.
Pero Urda confía con los ojos cerrados en su equipo, sobre todo después de exhibir su mejor versión en este play off: «La verdad es que me está sorprendiendo gratamente. Veo a la gente muy consciente de lo que hay en juego. Contra Bergantiños estuvieron espectaculares, y creo que el equipo ha llegado muy bien de estado físico, con jugadores como Dieguito y Fran Minaya, que, al empezar más tarde, ahora han llegado en unas condiciones óptimas.    
Su homólogo en el Yugo Socuéllamos, Jordi López, está viviendo estos días previos al decisivo envite contra el Móstoles en el Paquito Giménez (domingo, 12 horas, con 0-1 en la ida)«con ansiedad».
Alienta a los suyos recordando que «ahora es el momento de arrimar el hombro todos, empezando por el equipo y terminando por la afición», un factor éste muy importante, a su entender, porque con una gran presión ambiental los jugadores se ven respaldados, «además de notarse en el arbitraje, como nos pasó en Móstoles, donde nos sacaron siete tarjetas amarillas». Jordi López sabe que ese 0-1 «lo hubiéramos firmado todos», aunque asume que allí «por fin nos sonrió un poco la suerte», por lo que no se fía de un partido de vuelta en el que espera el apoyo en las gradas de cerca de 2.000 personas. «Nuestra afición es la que más se merece que sigamos adelante», concluye el presidente de la Unión.