La Tribuna de Ciudad Real
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

22 de septiembre de 2020
Cine

CARTAS A ROXANNE

viernes, 15 de mayo de 2020
Sinopsis oficial

París, 1897, en plena Belle Époque. Edmond Rostand es un dramaturgo prometedor. Pero todo lo que ha escrito ha sido un fracaso y ahora sufre una parálisis creativa total. Gracias a su admiradora, la gran actriz Sarah Bernhardt, conoce al mejor actor del momento, Constant Coquelin, que insiste en interpretar su próxima obra. Y además, quiere estrenarla dentro de tres semanas. El gran problema para Edmond es que todavía no la tiene escrita. Solo tiene el título: “Cyrano de Bergerac”.

Crítica
Por Juana Samanes

La primera representación teatral de Cyrano de Bergerac tuvo lugar  en Francia el 27 de diciembre de 1897 y, desde entonces, se ha llevado a escena en más de 20.000 ocasiones y ha tenido múltiples versiones cinematográficas. El director Alexis Michalik ofrece una mirada original, y divertida, metiéndose detrás de las bambalinas para narrar, de forma ficticia, los pormenores que rodearon esa primera representación. El resultado es una comedia deliciosa.

   El germen para narrar esos acontecimientos de esta forma  se encuentra en la película Shakespeare in love (John Madden, 1998). Michalik la vió  y tuvo claro que se podría hacer lo mismo con Cyrano de Bergerac, una de las composiciones  más universales del teatro francés. Es decir, en Cartas a Roxanne  se narra la inspiración que hizo  posible a Edmond Rostand crear esa magistral obra llena de romanticismo, en la que el protagonista es  un valiente pero poco agraciado héroe, de nariz colosal pero de talento y corazón más descomunal,  capaz de sacrificarse por amor

   Michalik, guionista y director de la película, que antes conoció su versión teatral “Edmond”, ha escrito una comedia romántica encantadora repleta de personajes llenos de vida, donde todos ellos, incluso los secundarios,  tienen su momento de gloria. Así les cautivarán: “el tonto macizo” de Léo (amigo de Edmond) enamorado de la sensible sastra Jeanne; Coquelin, un temperamental actor con una vis cómica maravillosa;  su bonachón hijo, que solo aspira a ser pastelero; la actriz principal, toda una arpía;  los empresarios proxenetas, el inteligente dueño negro del restaurante Casa Honoré y, por supuesto, Edmond y su esposa…

   La trama de la obra se sustenta en la descripción de esos personajes y en los geniales diálogos que les retratan y les otorgan una humanidad sin límites, mientras volvemos a disfrutar, a través de ellos, de la poesía del texto original de Rostand donde, como en ninguna otra obra literaria, se refleja que “la belleza está el interior” porque nadie mejor que Cyrano presenta un rostro tan poco agraciado que, sin embargo, puede olvidarse escuchando sus palabras, sobre todo los bellos versos que compone para el amor de su vida:  Roxanne.  Asombra favorablemente, y le otorga emoción, que en la escena final de Cyrano, la más trágica, el director haya optado por sacar a los personajes del teatro y la haya rodado en un entorno natural.

  Claramente un homenaje a las gentes del mundo del teatro, el reparto coral de la película no puede ser mejor, encabezado por el joven Thomas Solivérès bien acompañado, entre otros, por el genial  Olivier Gourmet que interpreta a Coquelin, el actor que interpreta a Cyrano.

En esta ocasión les pido encarecidamente que lean  los títulos de crédito finales  porque, entremezclados con ellos, Alexis Michalik, ha incluido secuencias de algunas de las películas que se han realizado sobre el genial Cyrano.

   Esta recomendable comedia la pueden contemplar en  la web de salavirtualdecine.com

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Duración: 110'
Director: Alexis Michalik
Reparto: Thomas Solivérès, Olivier Gourmet, Mathilde Seigner, Tom Leeb, Lucie Boujenah, Alice de Lencquesaing y Alexis Michalik
Género: Comedia
Nacionalidad: Francia
Año: 2018
+13
Sumando Comunicacion
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD