scorecardresearch
Cine

EL COMENSAL

viernes, 27 de mayo de 2022
Sinopsis oficial

Iciar y Fernando  son jóvenes. Los dos atraviesan la experiencia más traumática de sus breves vidas: la pérdida de uno de los progenitores. Pero Fernando e Iciar no pueden compartir el dolor ni las estrategias para manejarlo. Viven en tiempos distintos. Fernando en 1977 en Bilbao se enfrenta al secuestro de su padre por parte de ETA. Iciar en 2011 en Navarra afronta el cáncer fulminante de su madre Adela (Adriana Ozores).
A partir de esta inesperada pérdida, Iciar toma conciencia del trágico secuestro y asesinato de su abuelo, al que nunca conoció, a manos de ETA en 1977. Ante la negativa de Fernando (Ginés García Millán), su padre, de hablar del asunto. Iciar se embarca por su cuenta en una reconstrucción de los tensos días del secuestro cuarenta años atrás. Gracias a su esfuerzo por sacar a la luz la memoria familiar, su padre y ella se reencontrarán en una nueva manera de mirar al pasado para vivir el futuro.

Crítica
Por Juana Samanes

  En mayo de 1977 fue secuestrado en su domicilio, delante de algunos de sus hijos, el prohombre vasco Javier de Ybarra Bergé. Los terroristas de ETA pidieron de rescate la descomunal cantidad de 1000 millones de pesetas, que la familia no pudo reunir. Con esta acción daban un golpe maestro porque Ybarra, "valiente, íntegro y de profundas creencias católicas", tal como se menciona en la película, era uno de los ciudadanos más respetados de la sociedad vasca por lo que los asesinos lanzaban así una advertencia a aquellos que no se plegasen a sus demenciales exigencias.

   Una de sus nietas, Gabriela Ybarra, a raíz de la enfermedad de su madre intentó acercarse más a su padre, marcado por la violenta muerte de su progenitor. A partir de aquí escribió El comensal, una historia intimista, narrada en primera persona, que habla sobre el dolor y, sobre todo, sobre el sentimiento de pérdida. Con esos mimbres, la directora y guionista Ángeles González Sinde ha elaborado un drama con saltos temporales que entrecruzan dos épocas diferentes y recuerdan ambos fatídicos acontecimientos. Un desarrollo bien elaborado donde, sin embargo, al igual que suponemos en el relato literario, hay una incongruencia clara cuando la protagonista, ya siendo adulta, hablamos del año 2011, manifiesta que desconocía los pormenores del cruel secuestro de su abuelo, algo absurdo cuando a golpe de tecla y en internet, cualquier persona se podía enterar, entonces y ahora, de esos terribles datos, que no se describen en la película (la autopsia reveló que la mayoría del tiempo estuvo metido en un saco, no le dieron de comer, por lo que en un mes de cautiverio perdió más de 20 kilos y tenía los intestinos pegados). Tampoco el film profundiza en lo que supuso el primer asesinato de ETA  en la recién estrenada democracia.

   Rodada en Pamplona, Bilbao y otras localizaciones del País Vasco, las interpretaciones están bien conseguidas, tanto las de los veteranos Adriana Ozores y Ginés García Millán como los de los jóvenes Susana Abaitua (vista en la serie televisiva Patria) y Fernando Oyagüez. Mientras que la banda sonora, que acompaña perfectamente el relato, de tono triste, que acompaña bien el relato, es de Antonio Garamendi, el hijo músico del presidente de la CEOE, mientras que su esposa, Isabel Delclaux, es la productora ejecutiva e impulsora de este film

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Duración: 100'
Director: Ángeles González Sinde
Reparto: Susana Abaitua, Adriana Ozores, Ginés García Millán y Fernando Oyagüez
Género: Drama
Nacionalidad: España
Año: 2022
+13
Portada La Tribuna de Ciudad Real