Suspenden el juicio de un hombre por violar a sus hijas

Pilar Muñoz - miércoles, 9 de enero de 2019
Suspenden el juicio de un hombre por violar a sus hijas - Foto: Pablo Lorente
El encausado, de origen rumano, se enfrenta a una condena de 80 años de cárcel por maltratar a su mujer y agredir sexualmente a sus dos hijas menores. La Audiencia acuerda la suspensión y pide localizar a las víctimas para declarar

El juicio contra un hombre de origen rumano que se enfrenta a una condena de 80 años de cárcel por maltratar a su mujer y por agredir sexualmente a sus dos hijas menores cuando residían en una vivienda de Villarrubia de los Ojos se ha suspendido al presentar hoy el abogado de la defensa un documento en el que las víctimas exculpan a su padre y tras manifestar que están localizadas.  

La presidenta de la Audiencia Provincial de Ciudad Real, a la sazón del Tribunal de la Sección Primera, María Jesús Alarcón, ha acordado la suspensión tras no oponerse el Ministerio Público con la condición de que el encausado facilite de inmediato la dirección y el número de teléfono de sus hijas para citarlas a juicio con el fin de que presten declaración con todas las garantías procesales. 

No obstante, la magistrada presidenta ha recordado a la defensa que hay una prueba preconstituida y le ha exhortado ha facilitar los datos para la localización de las víctimas habida cuenta de no dilatar el  procedimiento ya que el acusado está privado de libertad (en prisión provisional).

De su lado, la fiscal Ana Isabel de Haro no se ha opuesto por la gravedad de los hechos y la pena de cárcel tan alta que se pide (78 por los delitos  de agresión sexual y dos por maltrato) atendiendo al derecho de defensa y de tutela judicial efectiva. La fiscal estima que hay que agotar todas las vías, aunque no se ha acreditado la veracidad del  documento, una carta de la hija mayor del encausado, es decir si la ha escrito la hija del encausado y, de ser así, de qué manera. 

 

La fiscal ha explicado que el presunto delito de violencia de género que se le imputa al encausado respecto a su mujer pasa a ser competencia del Juzgado de lo Penal, sin afectar al enjuiciamiento de las agresiones sexuales respecto de las víctimas.

La causa por supuestos delitos de agresión sexual a sus dos hijas menores se juzgará en la Audiencia Provincial de Ciudad Real en unos días. 

Si las menores no comparecieran  se reproducirá en el acto del juicio la prueba preconstituida con todas las garantías procesales sin que afecte en ningún momento  a la defensa del procesado.

Según Ramón Alén, letrado de la defensa, la prueba preconstituida está "incrementada, exagerada" y no está contrastada. El abogado se acoge al principio que rige el ordenamiento jurídico penal que dice que debe ser en el juicio oral donde se ha de practicar la prueba. Es lo que ha defendido tras pedir la suspensión a la vista a raíz de las cartas de la víctima y su deseo de acudir cuando sea citada. Cuestiones que debería haber planteado antes de la vista oral, no poco antes de comenzar, ha remarcado la presidenta de la Audiencia Provincial tras subrayar que si tenían interés en declarar deberían haberlo planteado antes y haberse presentado ante el Tribunal.

No obstante, se ha acordado la suspensión y la propia presidenta se ha encargado de que el encausado y su letrado facilitaran de inmediato la dirección para ser citadas a juicio lo antes posible, bien de forma presencial o a través de viodeconferencia.

La hija mayor, según el letrado, en las cartas se desdice de la grave acusación de agresión sexual y exculpa al padre. "Se había casado sin que el padre lo supiera y se exhibía desnuda en las redes sociales. Cuando el padre lo descubre, la hija para defenderse del ataque que preveía de su progenitor por esa situación que ella había generado denuncia al padre", ha indicado el letrado.

Sin embargo, existen pruebas de una agresión sexual en el monte y a este respecto el abogado admite que "puede que hubiera un principio de infracción penal grave e incalificable de un padre a una hija, pero no todos los abusos y agresiones que se le imputan".

Llegado a este punto, el letrado Ramón Alén ha denunciado el estado en que viven los inmigrantes, hacinados en una habitación, conviviendo y durmiendo todos juntos en un cuarto, el matrimonio con sus dos hijas de 14 y 15 años". Aparte, según el abogado, "no se puede obviar las características y costumbre de vida de estas personas".
"La Constitución dice que hay que procurar un lugar digno a las familias y si vemos las fotografías que obran en el sumario describen una situación que viven la mayoría de los inmigrantes", han concluido a modo de denuncia.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Suspenden el juicio de un hombre por violar a sus hijas Pablo Lorente
Suspenden el juicio de un hombre por violar a sus hijas - Foto: Pablo Lorente
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD