Más paro sin la vendimia y menos empleo en el ladrillo

I. Ballestero - martes, 6 de noviembre de 2018
La provincia cierra octubre con 48.638 parados, la cifra más baja en este mes desde 2009, pero gana afiliación en el Régimen General y suma 134 nuevos autónomos

La vendimia es un arma de doble filo para el empleo en la provincia de Ciudad Real. Pese a que la mecanización de la cosecha ha rebajado de manera sensible su impacto en los datos del paro, la segunda mitad del año en materia laboral es un estribillo que la provincia recita de memoria, y que habla de bonanza en las cifras del verano y del mes de septiembre y de un incremento del desempleo en octubre que sitúa al territorio en la casilla de salida.En este 2018, el final de la vendimia deparó una subida del desempleo de casi 2.800 personas que hay que atribuir en buena parte al campo, sobre todo a Sistema Especial Agrario, que ha dejado en nada la creación de empleo registrada en sectores como el ladrillo, la industria o el sector público. Al cierre del mes pasado, según las cifras del Ministerio de Trabajo, Ciudad Real tenía 48.968 personas inscritas en las listas del paro, una cifra que, pese al aumento registrado, supone la más baja para un mes de octubre desde el año 2009.
La subida del desempleo en la provincia es la cuarta más grande del país, sólo por detrás de territorios de costa (Baleares, Barcelona y Málaga) , pero está lejos de la reflejada en años como 2016 o 2015, cuando el final de la vendimia suponía un incremento de entre 5.000 y 6.000 personas en las listas del paro. La agricultura explica por sí sola el incremento en las cifras del desempleo en la provincia de Ciudad Real en el mes de octubre, por el influjo de la campaña de contratación por excelencia en el territorio, la vendimia. El final de la cosecha disparó el paro en el campo hasta un 75 por ciento, y con la salida de los últimos remolques de bodegas y cooperativas también volvieron a sus sectores aquellos desempleados de otras actividades económicas que habían encontrado cobijo bajo el paraguas de la uva. Así, en el registro del Ministerio el paro subió en todos los sectores menos en el colectivo de desempleados sin trabajo anterior, pero la subida generalizada del paro no es tal, ya que la industria, el ladrillo y el sector público crearon empleo en el décimo mes del año, como también creció el número de autónomos en la provincia en octubre. 
Para tener una fotografía detallada de la evolución del desempleo hay que contar con las cifras de afiliación a la Seguridad Social. Las listas del Sepe dicen que el paro creció un 75 por ciento en el campo, un 2,64 por ciento en la industria, un 6,69 por ciento en la construcción y un 1,21 por ciento en los servicios. Las cifras de la Seguridad Social refrendan esa subida del paro con la pérdida de 1.732 afiliados, más de 1.700 puestos de trabajo destruidos en el último mes. Ahora bien, las cifras de afiliados señalan al campo como responsable absoluto de la pérdida de empleos, ya que el Sistema Especial Agrario, el cajón que guarda las altas temporales derivadas de la vendimia, perdió 3.484 afiliados. Esa caída dejó sin efecto las mejoras en las cifras de empleo en la industria (454 afiliados más), en la construcción (451 afiliados más) y en el sector público (1.898 afiliados más por las contrataciones en enseñanza y planes de empleo). También dejó sin efecto el incremento en el número de autónomos (134 más en el mes de octubre). 
Más información en la edición impresa

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD