Ciudad Real lidera el porcentaje de 'X' a la Iglesia

Cándido de la Cruz - viernes, 8 de febrero de 2019
Ciudad Real, líder en declaraciones a la Iglesia
La provincia se mantiene por decimoquinto año consecutivo como el territorio que cuenta con mayor proporción de declarantes, con un 52,58% que marca esta opción de asignación tributaria del IRPF

Ciudad Real, por decimoquinto año consecutivo, es la provincia con mayor porcentaje de declaraciones de la renta a favor de la Iglesia católica. Los datos aportados por la Conferencia Episcopal sobre la campaña de la Renta 2017 revelan que en el 52,58 por ciento de contribuyentes marcó la ‘X’ de la Iglesia, lo que supone casi 20 puntos más que la media nacional (33,3%) y 6,5 puntos más que la media regional (46,09%); un refrendo a la labor pastoral y caritativa de esta confesión a pesar de la situación de exposición mediática ante  los escándalos, en su mayoría de índole sexual, que han transcendido a la opinión pública.
De acuerdo a las cifras de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Ciudad Real contó con un total de 212.217 declarantes en la campaña de 2017; así, el 52,58% serían en torno a las 111.600 que marcaron la ‘X’, alrededor de unas 1.500 más que en el anterior ejercicio.
Por detrás de Ciudad Real se situaron en esta campaña las provincias de Cuenca (47,91%), La Rioja (47,42%), Jaén (46,85%) y Burgos (46,26%). La tendencia siempre es similar, con Ciudad Real a la cabeza. Es significativo que Ciudad Real fuera la única que superó el 50% de declarantes, algo que también sucedió en la campaña de 2016 cuando descendió un 1,39% el porcentaje de asignaciones a nivel nacional. En el conjunto regional, Castilla-La Mancha continúa siendo la comunidad autónoma con mayor porcentaje de declarantes a favor de la Iglesia, puesto que ocupa desde 2012, pero no siempre las provincias castellano-manchegas han estado dentro de este rango, ya que Albacete entró por primera vez el pasado año y Cuenca lo hizo en la campaña 2014. Por el contrario, otras provincias que tradicionalmente estaban entre las que más marcaban la ‘X’ a la Iglesia católica, como Jaén y Burgos entre otras, han quedado fuera de este ranking.
En todo caso, Ciudad Real se ha mantenido como la primera provincia española en el porcentaje de declaraciones, subiendo un 0,69% respecto a 2016; un comportamiento estable frente a otros territorios que presentan mayores fluctuaciones en los resultados. Además, en la serie histórica que ofrece la Conferencia Episcopal desde 2012, Ciudad Real siempre ha superado el 50%.
 Respecto a la evolución del número de declaraciones de Renta, en la pasada campaña se consignaron en todo el territorio nacional un total de 7.164.502 declaraciones a favor de la Iglesia, 51.658 más respecto a 2016.
En Ciudad Real aumentaron las contribuciones en 1.475 personas, lo que lograba romper la fuerte caída sufrida en 2016, cuando 6.653 declarantes dejaron de marcar la casilla de la Iglesia católica. No obstante, y tomando como referencia las seis últimas campañas, Ciudad Real ha perdido 3.985 contribuyentes: ha pasado de 115.569 en 2012 a los 111.584 que marcaron la casilla de la Iglesia en 2017.
En cuanto a cantidades económicas, la Conferencia Episcopal desveló en su informe que la cifra destinada a la Iglesia católica aumentó en 11.626.046 euros y alcanzó los 267.834.192 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,4 % con respecto al 2016.
La Conferencia avanzó únicamente que las provincias que más contribuyen a la asignación a la Iglesia en números absolutos son Madrid, Barcelona, Valencia, Vizcaya, Sevilla, Murcia y Málaga.
Desde el Obispado de Ciudad Real, aún sin ofrecer datos económicos, sí que se apunta que el reparto que realiza la Iglesia católica es «solidario» y que en ningún caso depende del número de contribuyentes o de la mayor recaudación en determinadas zonas.
Los fondos los recibe la Conferencia Episcopal, que desde el Fondo Común Interdiocesano realiza el reparto económico en las diferentes diócesis.
más datos. En relación al sexo del declarante principal, hombres y mujeres marcan la ‘X’ de manera similar de acuerdo al informe elaborado por la Conferencia Episcopal.
Un 34,9% de las mujeres declaran a favor de la Iglesia y un 32,6% de los hombres. En relación al año anterior, a la campaña de 2016, se acortaron las diferencias en medio punto.
El porcentaje de los contribuyentes que asignan su ‘X’ a la Iglesia y también a la casilla de Otros Fines sociales aumentó un año más, pasando del 62,5 % en 2016 al 64,3 % en la declaración de 2017.
Por otro lado, según los datos de la Agencia tributaria, en la declaración de 2017 creció en 129.000 el número de declaraciones en las que no se marcó ni la casilla de la Iglesia ni la de otros fines sociales. Supone el 45% del volumen total de nuevas declaraciones.
La Conferencia Episcopal tiene previsto dar a conocer el próximo mes de junio el destino del dinero que ha recibido por parte de los contribuyentes.
las opciones. En los modelos de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se puede marcar la asignación tributaria a la Iglesia católica y/o a actividades de interés general consideradas de interés social. En caso de marcar una sola casilla se destina el 0,7% del IRPF a la opción elegida; si se decide consignar las dos casillas, las cantidades se suman, por lo que la aportación conjunta se eleva al 1,4%. Si no se marca ninguna casilla es el Estado el que decide el destino de esta cuota.
La Conferencia Episcopal es la que gestiona el dinero destinado a la Iglesia católica. El apartado económico dedicado a interés social es gestionado por un modelo mixto:  el 20% lo administra el propio Estado y el 80% es destinado a las comunidades autónomas, con competencias para conceder subvenciones a entidades agrupadas bajo el conocido como Tercer Sector.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD