La solidez, asignatura pendiente

Eduardo Gómez - jueves, 20 de diciembre de 2018
David Ramos, técnico del Viña Albali Valdepeñas, conversa con sus jugadores en el encuentro ante el Segovia. - Foto: ACP-FSV
El Viña Albali Valdepeñas ha concluido la primera vuelta como el conjunto más goleado de la Primera División

Este viernes da comienzo la segunda vuelta de Primera División y en el balance que hace el Viña Albali Valdepeñas, debutante esta campaña en la máxima categoría, pesa como una losa la cifra de goles encajados. 
La escuadra vinatera ocupa, tras estos primeros quince encuentros, posiciones de descenso, si bien, está empatado a puntos con el Segovia, que marca ahora la permanencia, y uno por encima del colista, Antequera, el otro ascendido desde la Segunda División. 
El equipo que ahora entrena David Ramos es el que más goles encaja de toda la categoría. Y con diferencia. De hecho, hasta el momento ha recibido 77 tantos (una media de 5,13 por encuentro), muy lejos del segundo peor en este apartado, el Cartagena, con 62 (4,13 por encuentro).
En cuanto a sus dos grandes rivales directos por la permanencia, a priori Segovia y Antequera, los castellanos han recibido 55 goles y los andaluces 58.
En ataque, el Viña Albali Valdepeñas ha conseguido 44 goles, siendo el duodécimo mejor equipo en este aspecto, con casi tres goles por encuentro.
Adquirir fiabilidad y solidez defensiva es la gran prioridad de David Ramos, un técnico que se caracteriza por imprimir a sus equipos mucha intensidad defensiva, lo que se traduce a menudo en resultados muy cortos.
El Viña Albali Valdepeñas ha pagado muy caro, hasta el momento, errores de concentración y de marcaje en acciones de estrategia. Fallos que también se repitieron en el duelo con el Segovia y cuya corrección se antoja imprescindible para salvar la categoría.
Cuando se cumple una semana de la llegada de David Ramos al banquillo vinatero, el mensaje ha sido muy claro: «Tenemos que mejorar mucho en defensa», admite el madrileño, que espera que en tres o cuatro semanas puedan verse los resultados del nuevo estilo que pretende imprimir en la plantilla.
Un conjunto que va a sufrir movimientos. Chino ya debutó con la elástica azulona en Segovia y no será el último en llegar. La incorporación de Lluc Parera, hasta ahora jugador del Bisontes Castellón y con pasado en el Puertollano, parece inminente. Y en pocos días podría llegar algún fichaje más, por lo que será necesario también conceder bajas. Aspectos en los que está centrada ahora la atención de la dirección deportiva.
Mientras tanto, la plantilla continuó preparando este miércoles en Madrid su duelo del viernes en Valencia frente al Levante, anfitrión de la Copa de España y que es sexto en la tabla.
Será el último choque liguero del año 2018, aunque para el 29 de diciembre aún quedará la disputa del partido de vuelta de la final del Trofeo Diputación frente al Manzanares en el Virgen de la Cabeza (2-1 en la ida). 
La Liga volverá el 4 de enero al ‘infierno de La Mancha’ con la visita del Peñíscola, otro conjunto clasificado para la Copa de España.
Citas en las que se debe ir notando esa mejora en la fiabilidad del bloque como premisa para caminar hacia la permanencia.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD