La Tribuna de Ciudad Real
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

El lastre del crecimiento

CARLOS CUESTA (SPC) - domingo, 25 de noviembre de 2018
El lastre del crecimiento
La deuda pública española presenta su peor carta de presentación al superar la mayor cifra de su historia y superar el 98% del PIB

Pocos indicadores como la deuda pública de un país reflejan la radiografía del estado económico real en el que se encuentra. En el caso español, ha superado en septiembre todos sus récords y ha marcado la cifra más alta en su historia en torno a 1,174 billones de euros, equivalente al 98,1% del PIB, según el último informe del Banco de España.
El indicador, que se conoce también como deuda soberana, registra la suma de todo el pasivo que adeuda el conjunto de las administraciones públicas, es decir, la suma de la deuda del Estado central, de las 17 autonomías y de las administraciones locales.
Se trata de una de las peores cartas de presentación para un país en expansión como España dado que, entre otros muchos males, genera el llamado efecto expulsión que los economistas denomina Crowding Out, que consiste en que los recursos que pide prestados el Estado para financiar su gasto, ya no están ahí para otros usos muchas veces más importantes, lo que deprime la inversión privada, y para pagar los costes financieros y sus intereses correspondientes, el Gobierno debe incrementar la presión fiscal con mayores impuestos a los ciudadanos, lo que eventualmente deprime la actividad económica, genera altas tasas de paro, mayor presión fiscal para el contribuyente y las empresas y el consumo decae de manera substancial. 
En la medida en que la déficit crece y los inversores que compran bonos y letras del Estado perciben un mayor riesgo la tasa de interés aumenta, y se genera un círculo vicioso, que incrementa el déficit fiscal que, lejos de controlarse, se ha incrementado, pasando del 39,5% del PIBen 2008 con 440.621 millones de euros de 2008 al 98,1% del pasado mes de septiembre, según el informe Deuda Pública 2018 elaborado por EAE Business School.
La repercusión por habitante refleja que, a cierre del primer semestre de este año, la deuda per cápita ascendía a 24.994 euros, es decir, más que lo que un trabajador español gana de media en todo un año.
En este sentido, los únicos que hacen negocio con este indicador es la banca que se asegura unos intereses fijos. Así la deuda pública española se encuentra financiada por sociedades de crédito de fuera del país en un 44,6% y con un valor de 421.735 millones de euros, seguidas por el Banco de España con un 22,1% con 209.020 millones de euros, las entidades nacionales con el 16,8% y 158.471 millones de euros.
En 2017, las comunidades autónomas acumularon un pasivo de 288.105 millones de euros, que representa el 24,8% del PIB, liderado por Cataluña con 77.740 millones (27% del total). Sin embargo, en términos de tasa de endeudamiento frente al PIB, las regiones que ocupan las primeras posiciones son la Comunidad Valenciana con un 42,5% de deuda frente al PIB, seguida de Castilla La Mancha con un 36% y Cataluña con un 34,8%. En el otro extremo se encuentran País Vasco (14,1%), Madrid (14,9%), Canarias (15,9%) y Comunidad Foral de Navarra (18,3%).
A nivel mundial, los países que tienen mayor peso son Estados Unidos con un 31,8%, Japón un 18,8%, China (7,9%), Italia (3.9%), Francia (3,8%), Alemania (3,8%) y el Reino Unido (3,7%). España se encuentra en la posición 11 con un valor del 2% en el plano global.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD