Los tiburones que nadaron en Puertollano

Nieves Sánchez - lunes, 28 de enero de 2019
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Dos investigadores solicitan la protección de las antiguas minas abiertas de carbón que quedan, al demostrar con el hallazgo de fósiles y muestras de hace 300 millones de años la importancia de Puertollano en el Carbonífero

Rodrigo y Antonio miran las piedras, las tocan y las acarician de otra manera. Buscan esa parte de la historia que se ha quedado escrita en ellas cuando la tierra era otra, exactamente cuando sus continentes se unieron formando uno único e inmenso llamado Pangea, bañado al sur por el mar de Tetis.
En el cráter que queda abierto de la que fuera la mina puertollanera de La Extranjera, justo al lado del punto limpio de Puertollano en la carretera de Mestanza, de la que se dejó de extraer carbón hace más de dos décadas, los dos investigadores con pico para roca en mano y mochila en los hombros, destapan los plásticos que ellos mismos han colocado para preservar uno de los hallazgos más interesantes de este espacio. Se trata de las huellas perfectamente visibles de las manos, dedos y la cola de un reptil de aproximadamente un metro o metro y medio de longitud selladas en un trozo de roca desprendido de las paredes de la mina. Un fósil del Estefaniense C (piso estratigráfico superior del Carbonífero), de hace nada menos que 300 millones de años. «Lo que estamos encontrando aquí es de manual, de libro, son piezas que tendrían que estar ya en un museo y creemos que en esta roca en concreto las huellas que hay son de tres ejemplares».
Gracias a estas piezas halladas en lo que queda de las ingentes cavidades de las antiguas minas de carbón se demuestra la importancia de Puertollano en el desarrollo de un modelo de cuenca parálica  (formada en una costa plana del litoral marino, que el agua del mar invade en ocasiones) en el Estefaniense tardío europeo, cuando era un gran lago interconectado con el océano. 
«En los años 60 cuando se explotaba el pozo Calvo Sotelo en niveles donde se encontraban tiburones completos, como no había nadie que los estudiara, los australianos y los británicos se los llevaban y en el Museo de Sidney hay una pieza extraída entonces que se exhibe con una placa en la que pone ‘Puertollano’», explica el geólogo natural de Ciudad Real Antonio Díez, durante un paseo por el gran agujero de la mina en el que lleva trabajando codo con codo desde hace seis años con el biólogo y paleontólogo natural de Almodóvar del Campo Rodrigo Soler, que ya de pequeño caminaba por aquellos lugares buscando fósiles vegetales. Años después, en 1993, presentó su tesis sobre los peces y anfibios primitivos del Carbonífero de Puertollano.
La relevancia de esta zona para explicar la formación de cuencas en el Carbonífero, una división de la escala temporal geológica que pertenece a la Era Paleozoica que comienza hace 359 millones de años, radica en que es posible encontrar aquí las mismas especies de tiburones que en Bohemia (República Checa) o en EEUU, porque se movían a través del mar de Tetis. 
Antiguamente, comentan los expertos, se pensaba que esta zona era un lago con una dimensión de 12 por 3 kilómetros de diámetro, entre las sierras de Puertollano y Calatrava. Sin embargo, si hubiera sido un lago endorreico no hubieran llegado hasta ahí los ejemplares de tiburones que se hallaron hace décadas, cuando se buscaba carbón al borde del petróleo.
Puertollano tiene seis niveles principales de carbón y una historia de casi dos millones de años de sedimentación. Encasur llegó a trabajar en el nivel 2 y 3 antes de su cierre, que culminó con la restauración de las 900 hectáreas de la última mina de extracción a cielo abierto en Puertollano en septiembre de 2017. «Con el relleno de esos terrenos se ha perdido una información valiosísima», por eso ahora luchan por la protección de los hoyos que quedan sin rellenar en las antiguas minas de La Extranjera, con unos 50 metros de profundidad; María Isabel, de 30 metros, y una pequeña cantera junto a la antigua tejera en la carretera de Mestanza a la que han llamado ‘La ladrillera’.
Rodrigo y Antonio caminan por la abertura que queda de La Extranjera, muestran las señales en las paredes de piedra donde se pueden ver perfectamente los depósitos sedimentarios laminados, destapan más huellas de anfibios, reptiles, vegetales y restos de peces fosilizados. Realizan este trabajo en sus días libres y fines de semana, a caballo entre Madrid y Ciudad Real, y su pretensión es que se proteja la zona, que no se rellenen los grandes hoyos de las antiguas minas que quedan abiertos, para que Puertollano pueda tomar la delantera a nivel internacional como centro de estudio del Carbonífero. «Ya aparece en publicaciones de todo el mundo, por eso estas piezas tienen que protegerse, llevarse a un museo».
Soler y Díez redactaron a finales de 2018 un informe detallado sobre sus hallazgos que presentaron en diciembre a la Junta para solicitar la protección del terreno de las tres minas, que a lo largo de estos años se han ido rellenando para la recuperación ambiental del terreno. «Estamos hablando de un millón y medio de años que se representan en 400 metros de espesor y la suma de esas tres cavidades es de 100 metros, por lo que podemos decir que ahora tenemos un 25% de finales del Carbonífero en Puertollano, del Estefaniense C, el resto lamentablemente está tapado. Es una fase que además está poco estudiada y podríamos favorecer a completarla».
El sueño de ambos divulgadores es lograr protección y avanzar hacia la creación, incluso, de un centro internacional de interpretación y de estudios del Carbonífero. De hecho, el próximo año alumnos de Geológicas de Bristol harán prácticas en Puertollano y en 2021 la ciudad minera acogerá un congreso itinerante internacional de invertebrados, cuya última edición se celebró en Polonia.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano Rueda Villaverde
Los tiburones que nadaron en Puertollano - Foto: Rueda Villaverde
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD