El Silencio aprueba por mayoría el cambio de itinerario

Pilar Muñoz - sábado, 12 de enero de 2019
Imagen de archivo de la procesión de penitencia de la Hermandad del Silencio de Ciudad Real - Foto: RUEDA VILLAVERDE
Sólo se suprime un tramo de la procesión que no pierde su esencia: el horario, simbólico de la muerte y resurrección de Cristo se mantiene como pasar orando por los sitios de culto, iglesias y conventos

La Hermandad del Silencio de Ciudad Real aprueba por mayoría el cambio de itinerario de las dos procesiones sin perder su esencia con el fin de adaptarse a la nueva realidad. De este modo, se suprime el tramo que transcurre por una parte de la calle Elisa Cendrero, Calatrava y Toledo hasta la Iglesia de la Merced.
La hermana mayor del Silencio, Pilar Ruiz García, convocó una asamblea general extraordinaria en cumplimiento de los estatutos para saber lo que piensan y quieren los hermanos. Ayer se celebró esta asamblea y los hermanos por mayoría aprobaron el cambio de itinerario. El siguiente paso es modificar los estatutos (el itinerario está recogido en los mismos) y elevarlo al Obispado.
Pilar Ruiz explicó a este diario que  el cambio de itinerario sólo va a afectar a un pequeño tramo que transcurre desde Elisa Cendrero, Calatrava y parte de la calle Toledo. Al llegar a la plaza de la Constitución, frente al edificio de Correos, marcharán por dicha plaza para desembocar frente al palacio de la Diputación y saludar a continuación a la Merced y continuar por la calle Toledo en dirección a Estación Vía Crucis. El horario es el mismo, ya que sólo se elimina el paso por Calatrava. Los estatutos de la hermandad establecen que hay que llegar al alba, cuando resucita Cristo, y eso se cumple. Tampoco se altera el sentir y la esencia de la hermandad:  hay  que pasar orando por los sitios de culto, ya sean templos o conventos, y, como no podía ser otra manera, se mantiene.
Los hermanos son cada vez más mayores, la Hermandad del Silencio «es muy dura» porque en realidad sale tres días, el lunes con el viacrucis, el martes con la Virgen del Mayor Dolor y la madrugada del Miércoles al Jueves Santo con el Silencio. «Lo importante es rezar el viacrucis, hacer la estación de penitencia», remarca Pilar Ruiz al término de la asamblea.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD