Conectar los núcleos de lince, directriz del futuro programa

AN - jueves, 3 de enero de 2019
Conectar los núcleos de lince, directriz del futuro programa - Foto: TOMÁ?S FERNÁ?NDEZ DE MOYA
El programa de recuperación del lince llegó a su fin este lunes y un equipo trabaja en la redacción de las futuras líneas, entre ellas conectar todas las poblaciones

El programa Life+Iberlince llegó el 31 de diciembre a su fin tras siete años en funcionamiento. Y lo ha hecho, según su director, Miguel Ángel Simón, con un balance «totalmente satisfactorio». Los datos hablan por sí solos, pues se ha logrado crear nuevas áreas de lince fuera de Andalucía como es caso de Extremadura, Portugal y Castilla-La Mancha con un número de hembras reproductoras por cada zona pasando de cinco en torno a siete, dependiendo del territorio.  
Ahora, todas las miradas se centran en la redacción de un nuevo proyecto que se presentará antes del 30 de enero ante la Comisión Europea, quien decidirá la aprobación de la financiación de los nuevos proyectos al amparo del Programa Life+. Entre ellos, la recuperación del lince ibérico en España y Portugal. De no conseguir esa financiación, será la administración responsable en cada territorio la que se encargará de sufragar el mantenimiento de conservación del lince. Pero para que eso no ocurra, un equipo, bajo la coordinación de todos lo socios, trabaja en la actualidad en la redacción del nuevo proyecto cuyas principales líneas se basarán en dos objetivos fundamentales: Seguir creando poblaciones fuera de Andalucía y conectar todos los núcleos de lince ibérico que existen en la Península a través de los denominados ‘corredores naturales de la especie’. El objetivo, comenta Simón, que haya un intercambio genético natural y «evitar así la endogamia», algo, puntualiza, que llevará aparejado otros aspectos como la mejora de carreteras, de hábitats, etc. Si Bruselas da el visto bueno, el nuevo proyecto empezaría a funcionar el próximo mes de junio con un horizonte de cinco años con posibilidad de prórroga  como así ocurrió en este último programa que ya ha finalizado.
En el caso de Castilla-La Mancha, las conexiones prioritarias para la especie pasarían por conseguir el intercambio de ejemplares entre los Montes de Toledo y Sierra Morena, las dos áreas de reintroducción existentes y donde se asienta el lince ibérico, con otras poblaciones del proyecto, principalmente en Extremadura y Andalucía. De esta forma, los corredores entre los Montes de Toledo y Sierra Morena, a través de la ZEC de Picón en Ciudad Real y el Parque Nacional de Cabañeros; Montes de Toledo y Matachel (Extremadura), pasando por la comarca toledana de la Jara y Las Villuercas, ésta última en Extremadura, o la conexión natural entre Sierra Morena con Andújar a través del área de Guarrizas (Jaén).
El lince ibérico cuenta con más de 600 ejemplares en España, pasando de ser una especie catalogada en la categoría de conservación de ‘en peligro crítico’ a ‘en peligro’, gracias al programa  Life+Iberlince y en el que Castilla-La Mancha ha participado activamente para contribuir a la conservación de esta especie en la Península Ibérica.
En Castilla-La Mancha se han reintroducido en el medio natural, tanto en los Montes de Toledo como en Sierra Morena Oriental (Ciudad Real), un total de 70 ejemplares de lince ibérico, y han nacido en estado salvaje 70 crías desde la primera camada de 2016, algo que, en palabras del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, «parecía impensable y que hoy es una realidad gracias al esfuerzo realizado entre todos».
En Castilla-La Mancha, desde la empresa Fomento y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, (Fomecam) se han instalado carteles informativos en las áreas de actuación del proyecto ‘Iberlince’, un total de tres en la provincia en Toledo, Mazarambroz, Las Ventas con peña Aguilera y San Pablo de los Montes; y dos en la de Ciudad Real, concretamente en los términos municipales de Viso del Marqués y Almuradiel.
jubilación. La finalización del proyecto conlleva además la jubilación del director del programa, Miguel Ángel Simón, que tras dos décadas trabajando con el medio ambiente y siete con la recuperación del lince, a través del programa, ve necesario que entre a liderar el proyecto savia nueva. «Han sido unos años magníficos de trabajo coordinados con 22 socios en los que se han logrado muchos retos en relación a la reintroducción», comenta Simón en declaraciones a La Tribuna. El lado menos dulce, señala, los atropellos, pues Andalucía ha despedido diciembre con cinco muertes por esta causa. 
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD