Tres años de cárcel y 39.000 euros para un contrabandista

Pilar Muñoz - martes, 30 de octubre de 2018
Es la condena que pide el fiscal para un ucraniano detenido hace año y medio en la A-4, a su paso por Herencia, con un alijo de 5.000 cajetillas de cigarrillos. El juicio se va a celebrar en Ciudad Real

Las 5.000 cajetillas de tabaco que se le incautaron hace año y medio le pueden costar tres años de cárcel y una multa de 39.500 euros. Es la condena que pide el fiscal para un hombre de origen ucraniano que fue detenido en marzo del año pasado en la A-4, a la altura del término de Herencia, cuando presuntamente transportaba un alijo de 5.000 cajetillas de tabaco. Según ha podido saber La Tribuna, se le imputa un delito contra la Hacienda Pública, contrabando de tabaco.
El sujeto, de 43 años e iniciales P. A., declaró que había comprado el tabaco y lo iba a vender en Madrid, asumiendo así toda la responsabilidad, es decir que detrás de él no había banda o grupo criminal organizado. Según las fuentes, el juicio se va a celebrar en Ciudad Real, en uno de los tres juzgados de lo Penal.
El fiscal resolvió el asunto dentro de plazo: la detención fue en marzo y en junio ya había escrito de acusación. Se dio traslado a la defensa y ahora falta por señalar la vista oral.
Los hechos por los que el encausado se va a sentar en el banquillo se destaparon en un control rutinario de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Guardia Civil de Ciudad Real. Los agentes observaron un vehículo ocupado por un hombre que levantó sospechas porque al acercarse al punto de control se mostró nervioso.
Tras indicarle que se apartara de la carretera (Autovía del Sur, a la altura de Herencia), procedieron a un registro y fue cuando hallaron diez cajas de tabaco en el maletero de la furgoneta con 5.000 cajetillas de una marca que no se comercializa en España y que es habitual en el contrabando entre Gibraltar y el resto de la península. El valor del tabaco intervenido asciende a cerca de 20.000 euros.
Tras la detención fue puesto a disposición del juzgado de guardia de Alcázar de San Juan. El hombre, de nacionalidad ucraniana residía entonces en Torremolinos.
Esta detención es fruto del control que ejerce la Guardia Civil para hacer frente al tráfico de drogas y el contrabando de tabaco, que también suele utilizar la A-4 para trasladar los estupefacientes y las cajetillas de cigarrillos. Ayer mismo, en el término de Almuradiel la Guardia Civil informó de otro golpe asestado al contrabando de tabaco. En marzo de este año se detuvo a 124 personas en 22 provincias, una de ellas Ciudad Real. La pena de cárcel puede parecer pequeña, no así la multa que en el caso que nos ocupa es de 39.500 euros.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD