A juicio a varias personas por construcciones ilegales

Pilar Muñoz - lunes, 7 de enero de 2019
A juicio a varias personas por construcciones ilegales - Foto: RUEDA VILLAVERDE
El furtivismo es el delito más investigado por la Fiscalía de Medio Ambiente de Ciudad Real que dirige Aránzazu Vinuesa y que ha cerrado 2018 con un volumen de asuntos «bastante alto»

El volumen de asuntos tramitados en la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo a lo largo del año que se acaba de cerrar ha sido «bastante alto» en términos generales y se ha mantenido la línea de los últimos ejercicios.
En el capítulo de Urbanismo, se han recibido denuncias que han culminado con la formulación de escritos de acusación por supuestos de construcciones ilegales en parajes protegidos como el Parque Natural del Valle del Alcudia y Sierra Madrona. «Son supuestos en los que los titulares, bajo la cobertura de una licencia para rehabilitar antiguas construcciones han procedido a alzar nuevas construcciones no autorizables», explica a La Tribuna la fiscal delegada de Medio Ambiente y Urbanismo en la Fiscalía Provincial de Ciudad Real, Aránzazu Vinuesa.
En el conjunto del área, se ha detectado un aumento de las denuncias interpuestas directamente en la Fiscalía, tanto por particulares como por otras administraciones aumentando el número de diligencias de investigación preprocesales. En este sentido, la fiscal delegada explica que se han denunciado e investigado supuestos de prevaricación urbanística, delitos contra la fauna y flora por caza de aves con medios prohibidos, por corte y tala de árboles e incluso por infracciones contra el Patrimonio Histórico.
Sin embargo, resalta que no todas las denuncias que se interponen ni todos los asuntos que han tenido entrada en la Fiscalía terminan con la formulación de acusación. «Solo en los casos de mayor gravedad y siempre que concurran los requisitos de los tipos penales se formula acusación y de no ser así o se acuerda el archivo o se remiten a la vía administrativa para sanción».
En relación con esta cuestión no se ha constatado un aumento de hechos delictivos sino un mantenimiento de los mismos, siendo en el capítulo de incendios forestales donde se ha notado un «descenso significativo». Aunque se han contabilizado algunos supuestos, «es destacable la disminución de estos procedimientos en sintonía con lo ocurrido en el ámbito nacional, motivado en buena parte por mayor concienciación social, esfuerzo de organismos y administraciones implicadas en tareas de prevención».
Del mismo modo, se han cuantificado menos casos de vertidos contaminantes al medio natural, especialmente casos de aguas sin depurar, aunque se siguen tramitando varias causas complejas en este capítulo que se dilatan por la necesidad de incorporar informes periciales complejos. También se mantienen las denuncias e investigación en supuestos de extracciones abusivas de aguas con afección a ecosistemas asociados como las Tablas de Daimiel.
Especies protegidas. Los hechos más comunes que se registran en la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo son los delitos de furtivismo en fincas de caza mayor de la provincia, en algunos casos afectando a especies protegidas.
En el capítulo de delitos contra la fauna han disminuido ligeramente los asuntos relacionados con el uso de venenos debido en gran medida a las labores preventivas desarrolladas por los agentes del Seprona de la Guardia Civil.
En relación con los delitos contra el Patrimonio Histórico, el mayor porcentaje se concentra en actos de expolio a yacimientos arqueológicos.
Maltrato animal. Lamentablemente son también frecuentes los asuntos por maltrato animal y no solo por agresiones directas (golpes, apaleamientos, muertes) sino también por omisiones deliberadas en el cuidado básico y asistencias que ha terminado con el fallecimiento de algunos animales domésticos. En este contexto, la fiscal recuerda la muerte de un gato que se metió en una lavadora en Villarrubia de los Ojos, la muerte de 20 vacas en Navalpino por falta de sustento básico (alimento, agua) y de condiciones higiénicas adecuadas por parte de su dueño. También señala que se ha condenado al autor de un maltrato en localidad de Daimiel a una perra de nombre Themis a la que arrojó un producto abrasivo químico ocasionándole ceguera y lesiones importantes.
En cuanto al proceso por un caso de comercio ilegal de especies protegidas, caso CITES (Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre), la fiscal indica que se encuentra aún en instrucción pendiente de diligencias como la elaboración de un informe pericial específico del organismo competente y la toma de declaración a un imputado que residen fuera de la provincia. La fiscal espera en breve culminar la instrucción y formular acusación.
En la causa hay dos hombres imputados por comercio ilegal de especies protegidas.
Respecto al porcentaje de asuntos que llegan a los Juzgados de lo Penal, en el año que acaba de finalizar el número de sentencias condenatorias se sitúa en torno al 80%, siendo coincidente en su mayoría el fallo de los jueces con la posición en estos delitos medio ambientales del Ministerio Público.

Juicios previstos. En los dos primeros meses del año se han señalado para enjuiciamiento hasta 12 procedimientos seguidos por delitos de flora fauna y de incendios forestales por imprudencia grave correspondientes a los años 2016 y 2017. 
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD