Una década para despegar

R. Chavarri / LT - martes, 18 de diciembre de 2018
Una década para despegar - Foto: Pablo Lorente
10 años se cumplen desde que el aeropuerto de Ciudad Real abría sus puertas al tráfico aéreo que espera recuperar en 2019

El 18 de diciembre de 2008 el aeropuerto de Ciudad Real se convertía en el primer aeropuerto de España privado de uso público en abrir sus puertas. Unas 30 horas después de recibir la luz verde al inicio de las operaciones, el aeropuerto entonces llamado Central se estrenaba con Barcelona como destino. 44 pasajeros brindaban a más de 6.000 metros de altitud y a una velocidad de crucero de 600 kilómetros por hora por un estreno que derivó en funeral apenas tres años después, en octubre de 2011 y 100.000 pasajeros después, cuando aterrizaba el último avión, también desde la Ciudad Condal.
Hace justo 10 años se materializaba un proyecto que se había venido gestando desde la década de los 90 y que no ha sido hasta este 2018 cuando ha conseguido abrir una «ventana abierta de esperanza y oportunidad», según indicaron ayer a La Tribuna los actuales propietarios de la infraestructura, CR International Airport, CRIA, sociedad que levantó la pesada losa del concurso de acreedores que atenazaba a la infraestructura desde que la Justicia declaraba la suspensión de pagos en 2010.
El aeropuerto cumple 10 años con unas instalaciones que fueron pioneras en España y que entró en funcionamiento con vuelos a Barcelona por 38 euros, a Canarias por 88 y a Palma de Mallorca por 29 y con unos promotores que auguran un futuro lleno de éxitos para una infraestructura que se convertía en una realidad. Sin embargo, a lo largo de esta década, Ciudad Real ha visto volar esperanzas -que ahora se vuelven a vislumbrar- y, sobre todo, oportunidades. En 2008, el aeropuerto de Ciudad Real era la excepción a la red de aeropuertos públicos de Aena: ofrecía una disponibilidad de 24 horas los 365 días para operaciones de pasajeros y carga como alternativa al entonces saturado aeropuerto de Madrid. Diez años después, aeródromos en Castellón y Murcia, más el proyecto que asoma en Toledo, son competencia directa para Ciudad Real que, además, ha visto como Barajas ampliaba su capacidad de operaciones con una nueva terminal y el anuncio realizado en marzo pasado de un nuevo plan director que prevé inversiones por 1.571 millones de euros a desarrollar hasta el año 2026 en el aeropuerto madrileño, donde también se contempla la llegada del AVE, lo que restaría a Ciudad Real su condición de único aeropuerto intermodal de España, con capacidad de contar con estación de alta velocidad, de pasajeros y de mercancías. El propio director de Relaciones Institucionales de CRIA, José Fernando Sánchez Bódalo, en febrero, ya ponderaba la importancia de la combinación de aeropuerto y alta velocidad ferroviaria en un contexto de liberalización del sector ferroviario.
Más información en la edición impresa

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD