La Tribuna de Ciudad Real
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Castigo a la irregularidad

Eduardo Gómez - sábado, 17 de noviembre de 2018
Brian Negrete se eleva para lanzar - Foto: Pablo Lorente
Un Alarcos con muchos altibajos cosecha ante el Nava su primera derrota en casa (20-28)

El Vestas BM Alarcos pagó muy cara su irregularidad y cayó ante un rival directo por el ascenso, el Nava, cosechando su primera derrota como local en Liga esta temporada. 
La escuadra que entrena Javi Márquez jugó a arreones y eso no fue suficiente para batir a un rival de la entidad del cuadro segoviano, que tras marcharse en el inicio del choque no se puso nervioso cuando el Alarcos igualó la contienda en el segundo periodo y sentenció el duelo con autoridad en los minutos finales. Los altibajos volvieron a castigar al equipo ciudadrealeño, que acusó la baja de James Lewis Parker y que no tuvo la necesaria continuidad en ataque para batir a un Nava con las ideas mucho más claras. 
Únicamente cuando pudo correr a la contra anotó goles con cierta fluidez, pero los errores en el lanzamiento en el primer periodo y las pérdidas en el segundo lastraron muchas de sus opciones de puntuar.
El Vestas BM Alarcos salió vivo de un inicio realmente complicado. Con muchos errores en el lanzamiento local y un Ernesto Sánchez superlativo bajo los palos, el Nava llegó a dispararse en el marcador (2-8, m. 12). Antes ya había parado el choque Javi Márquez, técnico de los alarquistas, visiblemente molesto con algunas decisiones de los colegiados (1-5, m. 7).
A partir de ese 2-8 el partido cambió de decoración. Liderado por Gonzalo Almansa, el Vestas Alarcos logró un parcial de 4-0 que le volvió a meter en el partido. La mejoría defensiva se tradujo también en más paradas de Roberto Rodríguez y el choque ya estaba apretado en el minuto 20 (9-10). 
Dani Gordo, entrenador del cuadro visitante, solicitó tiempo muerto en una fase del choque en el que los porteros realmente fueron los protagonistas. 
Gonzalo Almansa llevó el peso ofensivo de los ciudadrealeños, mientras el Nava comenzaba a sufrir en el ataque posicional por la defensa mixta sobre el cerebro de los segovianos, Agustín Casado. Así, al descanso se llegó con ligera ventaja visitante (12-14).
Con la segunda unidad en la pista comenzó el Vestas Alarcos el segundo periodo y nuevamente le costó volver a ver portería (14-16, m. 35), aunque aprovechó bien la inferioridad del Nava por una exclusión de Villagrán.
Tras mucho remar y aumentar varios enteros el nivel defensivo, el Vestas Alarcos consiguió empatar el partido (17-17, m. 42), lo que motivó el tiempo muerto del técnico visitante. 
El choque parecía haber cambiado por completo, con Roberto Rodríguez haciendo bueno el trabajo defensivo de sus compañeros, que frenaban una y otra vez los ataques estáticos de los segovianos. 
Pero ese tiempo muerto fue un punto de inflexión. Villagrán dio aire a los suyos con tres tantos consecutivos y forzando la exclusión de Candeleda (18-20, m. 46) y de nuevo los errores en los lanzamientos permitieron al Nava despegarse (18-22, m. 49). Esta vez el Vestas Alarcos ya no tuvo capacidad de reacción y se diluyó cuando parecía que había hecho lo más difícil, hasta encajar una abultada y dolorosa derrota (20-28).
En la próxima jornada el Vestas Alarcos visitará la pista del Adrianenc.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD