Piden 66 años por maltrato y agredir a sus hijas sexualmente

Pilar Muñoz - viernes, 21 de diciembre de 2018
Piden 66 años por maltrato y agredir a sus hijas sexualmente - Foto: Fotos Rueda Villaverde
Los hechos se destaparon en mayo del año pasado en Villarrubia de los Ojos, donde vivía la familia y donde violó a su hija mayor el día de su cumpleaños

Un hombre de 48 años y origen rumano puede pasar el resto de su vida entre rejas por agredir sexualmente a sus dos hijas menores y maltratar a su mujer. Los hechos se destaparon en mayo de 2017 en Villarrubia de los Ojos y se van a enjuiciar el 9 de enero en la Audiencia   Provincial de Ciudad Real.
La Fiscalía pide una condena de 66 años para el encausado Stelian C. por cuatro delitos de agresión sexual en la persona de menores de 16 años, sus hijas, y por un delito de maltrato habitual.
Según avanzó el pasado mes de septiembre La Tribuna, Stelian C. llevaba consigo toda la documentación personal de su mujer y de sus hijas sin escolarizar porque no lo permitía. «No quería que fueran al colegio para evitar que los chicos las miraran», según consta el auto del juez al que tuvo acceso este diario. Sólo podían salir de su casa las dos juntas, con él o con la madre. Las chicas no podían salir de casa mientras el padre trabajaba en el campo bajo amenaza.
Según el relato de hechos basados en pruebas y testimonios, el acusado quería tener el control absoluto de sus hijas. «Eran de su propiedad y sólo para él», han asegurado otras fuentes relacionadas con la investigación.
El escrito del acusación recoge un relato de hechos estremecedor. Entre enero y mayo del año pasado el acusado aprovechando que estaba sólo al cuidado de sus hijas menores de 14 y 15 años porque su mujer y madre de las niñas pasaba temporadas en Rumania, con ánimo libidinoso, para satisfacer sus deseos sexuales, las agredió sexualmente. Las menores y su padre estuvieron viviendo en Villarrubia de los Ojos, en la habitación alquilada de una vivienda en la que convivían con otros súbditos rumanos. Una noche, entre las dos y las tres de la madrugada, aproximadamente, cuando las niñas dormían, su padre que estaba en una cama contigua se levantó y se recostó sobre una de ellas y presuntamente la sometió a abusos. Después hizo lo mismo con su otra hija. Ninguna de las dos prestó su consentimiento para mantener esas relaciones sexuales y si accedieron fue involuntariamente por las amenazas de su padre, que les decía que las iba a matar.
A primeros de abril de 2017, la familia se trasladó a una nueva vivienda, donde Stelian C. volvió a abusar consecutivamente de sus hijas. Obligó a una de ellas a entrar en una habitación y a echar el pestillo. La amedrentó y amenazó hasta conseguir su propósito: abusar de ella. Más tarde hizo lo mismo con su otra hija. Situaciones que se sucedieron semanas después.
El cumpleaños. El 27 de abril, cumpleaños de su hija mayor, mientras lo celebraban en el salón de la vivienda, «le dijo que la iba a hacer suya», amenaza que cumplió una semana después. La tarde del 3 de mayo obligó a su hija a subirse en el coche y la llevó hasta un paraje situado en un lugar apartado de la carretera de Urda, donde la forzó. Al regresar, antes de entrar en la casa, la amenazó con matar a su madre, a su hermana y a ella si decía algo. «Le dijo que las iba a cortar a trocitos».
Entre enero y mayo el acusado, según las pruebas que maneja la fiscal, también maltrató a su mujer.
Desde el 5 de mayo está en prisión con cargos por lo que puede pasar 66 años en la cárcel. Se le acusa de cinco delitos de agresión sexual, cuatro a sus hijas menores de 16 años, un delito de maltrato habitual. También se pide medidas de alejamiento. 
 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD