La Tribuna de Ciudad Real
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

18 de julio de 2018
Vivir

El Museo del Teatro recopila los figurines de Pedro Moreno

M. Sierra / Almagro - sábado, 24 de julio de 2010
El claustro del museo acoge la presentación del libro Pedro Moreno: en su obrador de sueños en el que se pueden ver algunos de los bocetos realizados por este figurinista

Pedro Moreno lleva toda la vida dedicado al mundo del teatro pero justo detrás, donde no se ve, entre bambalinas. Su trabajo es, sin embargo, clave en esto de la escena, ya que a él se deben algunos de los diseños de vestuario más conocidos del teatro y del cine (él vistió El perro del hortelano de Pilar Miro). Por eso, desde ayer, el libro Pedro Moreno: en su obrador de sueños, editado por el museo y por el Inaem, recopila los principales trabajos de este artista, muchos de los cuales forman parte hoy del fondo del museo.

Elio Berhanyer, Guillermo Heras, Ángel Fernández Montesinos, Luis Olmos, José Antonio Ruiz, Eduardo Vasco, José Carlos Plaza, Lorenzo Caprile e Isabel Quintana firman los textos que aparecen en este libro cargado de imágenes y de bocetos, que pretende ser «un piropo a Pedro Moreno y su generosidad», dijo Peláez, director del Museo del Teatro y coordinador de la obra.

Para Peláez, Moreno es «gente de plata» (que es como se llama en el mundo flamenco a aquellos que no son el artista pero sin los que no existiría el espectáculo), pero sobre todo «es un hombre capaz de crear trajes cargados de literatura «.

La presentación de esta obra se realizó en el claustro del museo. Al acto, además de Pedro Moreno, acudieron otros grandes que han trabajado con él. Entre ellos, el diseñador Elio Berhanyer .

Tal y como recordó Berhanyer, Pedro Moreno empezó en esto de la moda como su ayudante realizando colaboraciones en alta costura y después en pret-a-porter. Pera la fantasía de sus diseños y su capacidad para llenar todo de color llevó al diseñador a proponerle a Moreno la posibilidad de dedicarse al teatro.

Esta invitación permitió que se pusiera en marcha otro tándem maravilloso, el formado por Pedro Moreno y José Carlos Plaza (director de escena), con quien trabajo en la mayoría de sus montajes. Para Plaza, Moreno es el ejemplo del «rigor en el trabajo», de ahí su capacidad no para hacer vestuarios sino «para crear personajes».

Natalia Menéndez, directora del Festival de Almagro, marco elegido para la presentación de este libro, también quiso formar parte de este pequeño homenaje a Moreno, a quien decidió dedicarle un poco de literatura (»Un sombrero, siempre un sombrero, un pañuelo...»)

Cerró el acto el homenajeado, Pedro Moreno que agradeció a todos esta obra que «recoge y ordena por fin parte de mi trabajo», explicó entre bromas el diseñador.

De manera particular dirigió su discurso a Elio «de quien aprendí a apreciar el color y la armonía entre ese color y el volumen»; y a José Carlos Plaza, de quien alabó el rigor en el trabajo, «porque gente como yo necesitamos a alguien que nos controle». «Por eso, mientras viva seguiré siendo el ayudante de Elio y el colaborador de José Carlos Plaza», concluyó Moreno.

Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol