La Tribuna de Ciudad Real
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Cae un clan familiar que 'esclavizaba' a temporeros rumanos

C.S.Rubio - miércoles, 5 de diciembre de 2018
Cae un clan familiar que 'esclavizaba' a temporeros rumanos
La organización prometía contratos que no se firmaban nunca y les 'generaba' una deuda por el transporte y el alojamiento que superaba el jornal estipulado. La base de esta organización estaba en la Roda, pero su actividad se extendía hasta Cuenca.


La Guardia Civil de Albacete, en colaboración con la Inspección de Trabajo, ha desarticulado una organización criminal que mantenía a decenas de temporeros agrícolas, la mayoría de nacionalidad rumana, en condiciones de cuasi esclavitud en las comarcas de La Roda, en la provincia Albacete, y la Manchuela, que abarca también parte de Cuenca.
Esta organización, dirigida por un matrimonio y su hijo, funcionaba como una suerte de ETT agrícola, captando a trabajadores en situación irregular en el país bajo la promesa de un contrato laboral. Contratos que, o bien nunca se firmaban, o bien se hacían bajo una identidad ficticia, para eludir a la ya citada Inspección de Trabajo.
14 horas de trabajo sin descanso. Una vez que habían caído en la ‘red’, a estos trabajadores se les retiraba su documentación y se les hacía trabajar bajo amenaza en torno a 14 horas al día, durante las que apenas tenían descansos ni acceso a unos aseos, llegando incluso a sufrir agresiones en algunos casos. «Se aprovechaban de personas vulnerables, sometiéndoles a unas condiciones laborales extremas», denunciaba el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, Jesús Rodrigo, durante la presentación de esta ‘operación Merín’  en Toledo.
Además, «se les prometían remuneraciones económicas que no percibían». Y es que, como explicó Rodrigo, se veían obligados a pagar a la organización que les contrataba por cuestiones como el alojamiento -en condiciones infrahumanas-, la manutención o el transporte, contrayendo así una deuda que supera el jornal que ganaban al día.
Un clan familiar con 14 ‘capataces’. En total han sido 17 los detenidos. Tres de ellos son el ya citado clan familiar, mientras que resto, también en su mayoría de origen rumano, ejercían de ‘capataces’, encargándose de trasladar, vigilar y en muchos casos ‘castigar’ a estos temporeros en el campo.
En el momento de la detención, ‘trabajan’ para ellos en torno a 150 personas, desconciéndose a día de hoy el total de afectados por esta organización criminal.
 Entre los delitos que se les atribuyen se encuentran no sólo trata de seres humanos para explotación laboral, sino además falsificación documental, usurpación de estado civil, blanqueo de capitales o pertenencia a organización criminal.
En los cuatro registros realizados, la Guardia Civil ha incautado numerosa documentación falsificada, 9.000 euros en efectivo, tres vehículos de alta gama valorados en 200.000 euros y varios ordenadores portátiles. Además, se habrían bloqueado cuentas por valor de más de 100.000 euros y se habrían intervenido propiedades de gran valor a través de los cuales este clan habría estado blanqueando el dinero.
La operación ha sido coordinada con la Inspección de Trabajo y un juzgado de La Roda, si bien las actividades se realizaban en zonas de la comarca e incluso en la provincia de Cuenca. Los detenidos han sido puestos a disposición judicial.
«La exclavitud del siglo xxi». Durante la presentación de esta operación, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, quiso poner el acento en la necesidad de alzar la voz contra este tipo de delitos de explotación laboral, que no dudó en calificar como «la esclavitud del siglo XXI». «Tenemos la obligación moral e institucional de actuar contra esta trata de seres humanos», advirtió durante su intervención.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Cae un clan familiar que 'esclavizaba' a temporeros rumanos David Pérez
Cae un clan familiar que 'esclavizaba' a temporeros rumanos - Foto: David Pérez
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD