La Tribuna de Ciudad Real
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

20 de noviembre de 2018
Casimiro Molina

Entrevista al presidente provincial de VOX

H. L. M. - domingo, 4 de noviembre de 2018
Entrevista al presidente provincial de VOX - Foto: Rueda Villaverde
«El afiliado de Vox es una persona que está defraudada con los otros partidos, no solo por la derecha sino también por la izquierda»

El pasado 7 de octubre Vox celebró su acto más multitudinario hasta la fecha y desde ese momento su nombre se lee en las encuestas y se mira con lupa su crecimiento. Casimiro Molina Flox es su presidente provincial, un “emprendedor” de 45 años, que nació en Torrejón de Ardoz, y vivió unos años en Aldea del rey para luego venirse a Ciudad Real. “Compagino Ciudad Real con el pueblo porque soy un hombre de costumbres muy arraigadas, me gusta vestirme de romano, las tradiciones de mi pueblo y la historia”, explica Molina Flox, que fue uno de los impulsores de la recreación de la batalla de Navas de Tolosa, un hecho histórico que él resume desde la bandera de España, donde se muestran los símbolos de las huestes cristianas para defender todos a una.
¿Cómo llega a Vox?
Soy presidente de Vox desde junio de este año. Siempre me ha llamado la atención la defensa y la unidad de España desde hace muchos años y a través de ahí yo lo que hago es escribir un libro y presentarlo en Sevilla.
¿Cómo se llama el libro?
Etapas evolutivas de un emprendedor, emprendedora hazte a ti mismo. Es un libro donde mezclo lo psicosocial y pedagógico y lo que es un emprendedor en sí. Como mezclo en él jergas administrativas y jurídicas, conocí al que va a ser el candidato a la Presidencia de Andalucía por Vox, Francisco Serrano. Ahí empiezo a hablar con Vox, voy a Madrid, conozco a la gente y veo que tenemos sintonía sobre lo que pasa a partir de aquel día de octubre en que hubo un golpe de Estado. Aquí surge el sentimiento de que algo tengo que hacer por mi nación, ya lo hice con lo de Navas de Tolosa. Veo esa necesidad y pienso que es el momento porque en una democracia, con tres derechos fundamentales, como son el estado de derecho, la igualdad y la inclusión, lo que veo es que desde el estado de derecho tienen que entrar todos a una, el poder judicial, el legislativo y el ejecutivo. ¿Qué pasó ese día del 1 de octubre y que ya se está viendo? Que hubo una dejación por el Gobierno y el poder legislativo y ejecutivo se mantuvieron al margen al producirse un golpe de Estado, entró solo el judicial.
De ese 1 de octubre a Vistalegre ¿qué ha ocurrido para que haya tal crecimiento de Vox?
Yo entro con ellos en enero. Soy muy de poner anécdotas y comparo la situación con que estábamos en una habitación cerrada pero ahora las persianas se están abriendo y la gente se está dando cuenta de lo que ha hecho Vox por la nación de España. Vox hizo lo que no fueron capaces de hacer ellos y que era entrar los tres poderes para paralizar el golpe de estado e inhabilitar el parlamento, porque ahí es cuando hay que erradicarlo. Vox, a través de la acusación particular, demuestra y mete a la cárcel a los del Procés. Ahí nos dimos cuenta en que hay que aplicar el 155. Solo mediante una acusación particular y el pago de los 3.000 euros, que abonan los afiliados, salvaron bastante el estado de derecho que peligraba y peligra.
¿Y de aquí a Vistalegre?
En Vistalegre lo que ocurre es que todos los presidentes de los ejecutivos provinciales parece que tuvimos una contraseña. El presidente, Santiago Abascal, tomó la decisión de mandarnos un mensaje para que fuéramos todos a una y congregamos a todos los afiliados y a toda la gente que cada uno en su provincia podía e intentamos unir y magnificar aquello para que se haga realidad. Es la primera vez que se llena ese escenario político y es algo que sienta precedentes. Yo pongo el ejemplo de que fue algo como ver las torres gemelas caer, cuando todo el mundo recuerda donde estaba. Eso fue para desgracia, pero Vistalegre, el que estaba en casa y vio esa imagen, si es como tiene que ser, de verdad español, eso le va a quedar para siempre. Es decir, Vox ha venido para quedarse, es un partido que va a tener continuidad, es un sustituto que va a ser una alternativa a lo tradicional y que está mirando como tiene que mirar. Todos estos años ya hemos estado aguantando una forma de hacer política que no es la correcta. Aquí es donde entramos y se une España para decir: ya estamos hartos.
En un plano provincial, de octubre a junio, desde el partido se afirma que se triplica la afiliación. ¿Cuántos afiliados tiene Vox?
Eso lo lleva central pero sí que puedo decir que cada día hay afiliados, puedo decir uno, dos o tres… No puedo decir la cifra exacta porque llevamos unos días sin actualizarlo pero sí puedo decir que vamos a más de un afiliado por día.
¿Cómo llega un afiliado a Vox: llega de otro partido o no viene de ninguno?
El perfil es el de una persona que está defraudada con los otros partidos no solo por la derecha sino también por la izquierda. La gente lo que quiere es sensatez y sentido común y que las cosas se hagan como Dios manda. La gente quiere cosas de sentido común: primero la salud, luego tener un sustento para comer, tener un techo para cobijarse, cuarto sexo y amor y quinto si hay un Dios que nos ampare. La gente no quiere y o tiene por qué estar metido en política. Por eso lo que decimos es que lo que pasó en Cataluña no debe ser un enfrentamiento civil. Aquí no tenemos que estar en el bar de Juanito si uno es mala persona. Eso no nos compete a la ciudadanía, le compete a los políticos, pero como fueron tan cobardes de no hacer lo que tuvieron que hacer, juntarse esos poderes y dar la solución, nosotros se la tenemos que dar. Por este motivo estamos toda clase de personas: emprendedoras, amas de casa, abogados, empresarios… Estamos la gente que ya está harta de escuchar sandeces y tonterías. Todo esto ha venido a través de toda esa descentralización y competencias que no tenían que haber llegado ni en materia de educación ni de sanidad ni de seguridad. Por eso en Vox pedimos y reivindicamos la unión y no tanto gasto superfluo ni tanto político innecesario. Ahora llega el momento de menos opiniones y más ejecuciones porque ya es de extrema necesidad.
Hace cuatro años Vox sacó seis concejales en la región, uno en Ciudad Real, en Villarrubia. De momento hay una candidatura más en Tomelloso. ¿Cómo se preparan los comicios municipales?
Primero es muy importante contar con el equipo y fraguar de los mismos pensamientos e ideales el comité ejecutivo provincial para luego ir desenlazando lo que van a ser las coordinaciones en los demás pueblos y los comités ejecutivos locales. Sí es cierto que nos estamos desbordando de trabajo estos cuatro meses porque al ser un partido democrático tenemos nuestros libros de actas, cuotas… A partir de aquí intentamos trabajar por y para la provincia. Nos hemos reunido y nos han llamado y hemos tenido la suerte de que la gente nos ha apoyado y, por ejemplo, en Vistalegre vinieron dos autobuses más los coches particulares. Con esto se coge un coordinador que va a ser en Tomelloso, sin comité ejecutivo local aún, igual que en Ciudad Real luego hay Daimiel, Pozuelo de Calatrava, Piedrabuena, Valdepeñas, Viso del Marqués, Alcázar de San Juan, Puertollano…
¿Hay ya candidato o fecha para tenerlos de cara a las municipales?
No nos podemos fallar a nosotros mismos y no queremos dar ese paso prematuro. Estamos trabajando por y para ello y lo que intentamos es tener y buscar políticos que tengan vocación para trabajar por y para sus pueblos. No queremos políticos que quieran hacer una profesión de esto sino que quieran trabajar por vocación. Nosotros tenemos que satisfacer los intereses de nuestros ciudadanos, llámese Ciudad Real, Puertollano o Alcázar de San Juan.
Desde Vistalegre ha cambiado la política nacional y hay ciertos partidos de la derecha que se acercan al discurso de Vox, que se llama de extrema derecha. ¿Se considera usted de extrema derecha?
No, yo me considero de extrema necesidad, yo no soy xenófobo y el tema de facha es anticonstitucional y la bandera de España es constitucional y es antidemocrático y nosotros somos democracia pura y dura y lo estamos demostrando. Si te metes en la página de Vox vas a ver las cuentas, cómo ha salido todo el mundo elegido. Vox se considera como un instrumento por el que la gente ya podemos decir las cosas claras y alguien tenía que dar el paso porque al final se nos está yendo esto de las manos. Nosotros no estamos en contra de la inmigración sino a favor de la inmigración legal. El problema no es de destino sino de origen. Nosotros hace poco recordamos que hay que ayudar a los 12.000 misioneros que ayudan a esos inmigrantes, que se están tirando al mar a quitarse su vida, para que construyan un futuro mejor en sus países de origen. El problema no está en el destino, que somos nosotros, donde bastantes problemas tenemos con el déficit que hay, el paro y las cosas que están pasando como para soportar lo que está viniendo. La ultraizquierda está asustada ya que los que están haciendo política son personas honradas y trabajadoras y que no quieren estar toda la vida en la política sino descolgarse que venga gente joven que está muy preparada y se tienen que ir a trabajar fuera. El problema radica en que los políticos no han venido a trabajar por y para el pueblo sino por ellos mismos.
Cuando habla de la ultra izquierda y que están asustados no sé si se dice por lo que ocurre en otros países. No sé si Vox ve como propias las victorias de Bolsonaro, Trump o Le Pen. ¿Hay similitudes con esos partidos políticos?
En este aspecto debo pasar palabra porque es un trabajo tan duro el que hacen central y no voy a pisotear la labor que realizan en el ámbito nacional o internacional. No voy a expresar si estamos en esa posición o estamos en otra. Nosotros estamos en un camino del que no nos vamos a salir y siempre con el mismo pensamiento de la unión y por el beneficio de los ciudadanos porque estamos en un momento de extrema necesidad. No tenemos ni debemos copiar a otros y de hecho es a nosotros a los que nos están plagiando con el discurso más fuerte, por ejemplo, esta semana se habla de golpe de estado que es algo que Vox tiene puesto en su Facebook desde el 27 de octubre cuando se proclamó la república de Cataluña.
¿Ese cambio de discurso es lo que Vox, en charlas, denomina el populismo de lo políticamente correcto?
Nosotros lo que podemos aportar es trabajo, ideas, esfuerzo, tensión y unión pero lo que diga central no lo voy a indicar.
Acudo a lo provincial entonces. ¿Será candidato en Ciudad Real?
De momento no se puede adelantar pero es cierto que se está trabajando y ya tenemos habilitada una sala para realizar una coordinación interna. Tenemos que seguir trabajando para que haya gente que dé la cara y cuando se demuestre ya se dirá el equipo que pueda salir a defender la capital o la provincia.
¿Qué necesita la provincia, según Vox, porque se habla mucho de Cataluña o de inmigración pero que se necesita aquí?
Nosotros queremos trabajar con una nueva política transversal que no se ha hecho y se trata de buscar riqueza y lazos de unión que no se han hecho. Un ejemplo eran las matanzas que unían y que todavía tenemos los recuerdos de lo que se hacía, cuando se hacía la comida. A lo mejor hay que volver otra vez a ella para unirnos y trabajar todos en consonancia para hacer una ciudad mejor, más sostenible y otro punto de vista que está por venir pero ahora no puedo adelantar lo que nuestro problema electoral pueda desentrañar dentro de seis u ocho meses.
Pero alguna idea habrá, por ejemplo, la autovía Ciudad Real-Toledo, ¿Vox está a favor o en contra?
Vamos a ser precavidos, vamos a trabajar desde la sensatez y el sentido común de la extrema necesidad que es de lo que se trata y después que nos pongan los sambenitos que quieran. Como decía Sancho, ladran entonces cabalgamos. Eso es porque ven en nosotros esa extrema necesidad de que alguien diga algo, porque el problema es que nadie dice ni hace.
¿Cuál es el futuro de Vox después de las elecciones?
Yo auguro un futuro positivo pero hay que tener en cuenta que nadie sabía en agosto el hito que ha marcado Vistalegre por un partido político que no tiene ninguna representación parlamentaria. Ahora mismo yo creo que la gente está cansada de los políticos y de hablar. Aquí se trata que haya un hermanamiento, concordia y unión que fue lo que pasó con los cuatro reinos que hay en la bandera de España y empieza una etapa nueva de la cristiandad. Yo creo que va a ser positiva esta unión tanto aquí en Ciudad Real como a nivel nacional.
 

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD