Las empresas en concurso de acreedores se disparan un 138%

Pilar Muñoz - lunes, 11 de febrero de 2019
Las empresas en concurso de acreedores se disparan un 138% - Foto: Tomás Fernández de Moya
Industria y energía, construcción y comercio son los sectores donde se han contabilizado más quiebras en el último año y las más expuestas las que tienen menos de 10 trabajadores

El retrato tipo de la empresa ciudadrealeña que en 2018 se declaró en concurso de acreedores corresponde a una sociedad limitada de menos de ocho años de antigüedad con una plantilla inferior a los diez trabajadores, dedicada al comercio o a la construcción y con una facturación inferior al millón de euros. Así se desprende de los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, datos que revelan que el número de empresas de Ciudad Real declaradas el año pasado en concurso de acreedores se incrementó un 138% respecto a 2017. En 2018 las firmas ciudadrealeñas que se declararon en quiebra o suspensión de pagos fueron 43, 25 más que las 18 que lo hicieron en 2017. De estos 43 concursos, 39 fueron declarados voluntariamente y 4 de forma necesaria, mientras que en 2017 sólo hubo una empresa que se declarara en quiebra de forma necesaria; las otras 17 lo hicieron de manera voluntaria.
Atendiendo a la naturaleza jurídica de las firmas quebradas se aprecia que la parte del león está en el apartado correspondiente a las sociedades limitadas, que tanto en 2017 como en 2018 suponían dos tercios del total, 12 sobre 18 y 27 sobre 43, respectivamente. Destaca también el aumento de las personas físicas sin actividad que se declararon en quiebra, que pasaron en un año de dos a siete, y el de empresas unipersonales, de las que cinco se declararon en concurso el pasado ejercicio cuando en 2017 no hubo ninguna.
En cuanto a la actividad de las concursadas, industria y energía, construcción y  comercio son los sectores donde se contabilizaron más quiebras en 2018, 23, frente a las 10 que sumaron estos tres sectores a lo largo del ejercicio anterior. Si se compara un ejercicio con otro se comprueba que los concursos se multiplicaron por cuatro en hostelería, de uno a cuatro, y en construcción, de dos a ocho, y que se duplicaron en comercio, de cuatro a ocho, y casi en el sector de industria y energía, donde pasaron de cuatro a siete.
Los datos muestran también que las firmas con menos de diez trabajadores son las más expuestas a entrar en concurso de acreedores, ya que en 2017 fueron diez las microempresas que cayeron en esta situación y 17 las que lo hicieron el año pasado. De las empresas un poco más grandes, de 10 a 19 trabajadores, en 2018 hubo seis que entraron en concurso, el triple que en 2017, y entre 20 y 50 asalariados se constata que 2018 hubo dos que se acogieron al concurso.
Más información en la edición impresa

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
La Tribuna de Ciudad Real se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD